Contabilidad Básica: 14. Libro Inventario y de Cuentas Anuales

Libro inventario y de cuentas anuales

En el capítulo 2 “Libros contables obligatorios” veíamos que el artículo 25.1 del Código de Comercio establecía que todo empresario debe llevar una contabilidad ordenada, adecuada a la actividad de su empresa, que permita un seguimiento cronológico de todas sus operaciones, así como la elaboración periódica de balances e inventarios, debiendo llevar necesariamente un libro de Inventarios y Cuentas Anuales y otro Diario.

Ya hemos visto anteriormente el libro Diario así que ahora vamos a ver el libro de Inventarios y Cuentas Anuales.

El Código de Comercio en su artículo 28.1 sobre este libro dice:

“El libro de Inventarios y Cuentas anuales se abrirá con el balance inicial detallado de la empresa. Al menos trimestralmente se transcribirán con sumas y saldos los balances de comprobación. Se transcribirán también el inventario de cierre del ejercicio y las cuentas anuales.”

Este libro es obligatorio y debe ser legalizado anualmente en el Registro Mercantil correspondiente al domicilio de la empresa. Si queréis saber más sobre como legalizar los libros de contabilidad podéis consultar nuestra entrada sobre “Cómo legalizar nuestros libros contables”.

Libro de inventarios

El libro de Inventarios está formado por:

  • El balance inicial detallado de la empresa.
  • Un balance de comprobación o sumas y saldos trimestral, es decir un balance de comprobación desde 1 de enero a 31 de marzo, otro de 1 de enero a 30 de junio, otro de 1 de enero a 30 de septiembre y otro de 1 de enero a 31 de diciembre.
  • Un inventario de cierre, es decir, un balance final detallado que valore los distintos elementos del patrimonio de la empresa.

Cuentas Anuales

Las cuentas anuales deberán ser formuladas con una periodicidad de doce meses, salvo en casos concretos como que la empresa haya sido constituida en ese ejercicio. Están formadas por:

  • Un Balance: En él se reflejará el activo, pasivo y patrimonio neto de la empresa a la fecha de cierre del período contable de la empresa. Se formulará distinguiendo las partidas corrientes de las no corrientes (explicadas en los capítulos sobre el Activo y el Pasivo) y otras normas establecidas en el Plan General de Contabilidad.
  • Una cuenta de pérdidas y ganancias: Esta recogerá el resultado del ejercicio, especificando los ingresos y gastos del mismo, salvo cuando proceda su imputación directa al patrimonio neto de acuerdo con las normas previstas en el Plan General de contabilidad.
  • El estado de cambios en el patrimonio neto: Recoge el detalle de las variaciones que ha habido en el patrimonio neto de la empresa durante el ejercicio. Consta de dos partes:
    • Estado de ingresos y gastos reconocidos: Recoge los cambios en el patrimonio neto derivados del resultado del ejercicio recogido en la cuenta de pérdidas y ganancias y aquéllos que deban imputarse directamente al patrimonio neto según el Plan General de Contabilidad.
    • Estado total de cambios en el patrimonio neto: Informa los cambios habidos en el patrimonio neto derivados del saldo total de los ingresos y gastos reconocidos, las variaciones originadas en el patrimonio neto por operaciones con socios o propietarios de la empresa y ajustes del patrimonio debidos a cambios en criterios contables y correcciones de errores.
  • El estado de flujos de efectivo: Este estado informa sobre el origen y la utilización de los activos monetarios representativos de efectivo y otros activos líquidos equivalentes, es decir, de donde viene y en que se ha utilizado el dinero de caja y cuentas bancarias, de depósitos y otras cuentas similares.
  • Una memoria: La memoria completa, amplía y comenta la información contenida en los documentos anteriores. Se formulará atendiendo a las normas establecidas en el Plan General de Contabilidad.
  • Otra información relevante: Además, en las cuentas anuales se tendrá que incluir información sobre la cifra anual de negocios, el número medio de trabajadores, empresas del grupo o asociadas y partes vinculadas.

Dependiendo de la cifra de negocio de la empresa, el valor de su activo y el número de empleados, la empresa podrá formular cuentas anuales abreviadas o tendrá que formular cuentas anuales normales. Podéis consultar más sobre este punto en nuestra entrada “Formulación cuentas anuales I”. También dependiendo de estos factores tendrá que presentar las cuentas auditadas o no.

Si tenéis alguna duda no dudéis en dejarnos vuestros comentarios o enviarnos un e-mail a info@campusadministrativo.es

Deja un comentario