Primas de seguros ¿cuándo son deducibles?

¿Qué son las primas de seguros?
¿Cuándo son un gasto deducible?
¿Cómo tienes que contabilizar las primas de seguros?
¿Puedes deducirte la totalidad del importe cargado en cuenta?

La prima de un seguro es la cantidad que debes pagar a una compañía aseguradora como contraprestación por la cobertura de un riesgo, es decir, para que ella asuma las consecuencias económicas si ocurre el hecho negativo objeto de la cobertura contratada.

¿Cuándo te puedes deducir como gasto las cantidades satisfechas a una compañía de seguros?

Para que un gasto sea deducible el principal requisito es que esté vinculado a tu actividad económica.

Un ejemplo de primas de seguros deducibles serían las derivadas de tener contratado un seguro de responsabilidad civil para que cubra los daños ocasionados a terceras personas durante el ejercicio normal de tu actividad.

Ejemplos de primas de seguros no deducibles serían las satisfechas en concepto del seguro de accidentes de tu vehículo personal o del seguro obligatorio de tu vivienda, a no ser que realices en ella tu actividad económica,  en cuyo caso te podrías deducir la parte proporcional en función del coeficiente de utilización de la misma para este fin (caso de muchos profesionales).

¿Cómo debes contabilizar un seguro?

Cuando contrates un seguro o se produzca la renovación del mismo tendrás que contabilizar el importe de la prima en el debe la cuenta “625. Primas de seguros”, con abono a la cuenta “410. Acreedores por prestaciones de servicios” o a las subcuentas del subgrupo 57.

Si lo hemos contabilizado con abono a la cuenta 410. cuando realicemos su pago cargaremos esta cuenta con abono a la cuenta 572.

Ahora bien, normalmente los seguros se contratan y renuevan por doce meses, por lo que a final de año deberás regularizar el gasto contabilizado e indicar que parte de la prima que has pagado corresponde a un gasto real del ejercicio en curso y que parte corresponde a un gasto del ejercicio siguiente. Es lo que se lama periodificar. Recuerda que según el principio de devengo establecido en el marco conceptual del Plan General de Contabilidad “los efectos de las transacciones o hechos económicos se registrarán cuando ocurran, imputándose al ejercicio al que las cuentas anuales se refieran, los gastos y los ingresos que afecten al mismo, con independencia de la fecha de su pago o de su cobro”.

La periodificación contable consiste en analizar a final del ejercicio todos los ingresos y gastos contabilizados durante el mismo y aplicar el principio de devengo, regularizando aquéllos que se hayan cobrado/pagado pero aún no se hayan devengado y aquéllos que se hayan devengado aunque aún no se hayan cobrado/pagado.

Por tanto, aunque el pago total lo hayas hecho en el ejercicio actual, si parte de la prima que has pagado abarca meses del ejercicio siguiente se considera que parte de ese gasto se debe imputar en el ejercicio siguiente y no en el que has efectuado el pago.

Para regularizar esta situación tienes que usar la cuenta “ 480. Gastos anticipados”.

Esta cuenta, según la definición del Plan General de Contabilidad, engloba los gastos contabilizados en el ejercicio que se cierra y que corresponden al siguiente. Su movimiento es el siguiente:

  1. Se cargará, al cierre del ejercicio, con abono a las cuentas del grupo 6 que hayan registrado los gastos a imputar al ejercicio posterior.
  2. Se abonará, al principio del ejercicio siguiente, con cargo a cuentas del grupo 6.

Veamos un ejemplo.

Nuestra empresa Ropa a buen precio S.L. tiene una furgoneta con la que realiza el reparto de pedidos a clientes de su misma localidad. El seguro obligatorio de dicha furgoneta lo tenemos contratado con la compañía “Seguros Profesionales SA” cargándonos el día 1 de octubre el importe de 300,00€. La prima nos cubre durante los doce meses siguientes.

¿Qué asientos tendremos que realizar?

Utilizaremos las siguientes cuentas:

62500000 Primas de seguros

41000005 Seguros Profesionales SA

57200000 Bancos

48000000 Gastos anticipados

El día 1 de octubre realizaremos los siguientes asientos:

Por la renovación del seguro:

Renovación primas de seguros

 Por el pago de la prima del seguro:

Pago primas de seguros

El día 31 de diciembre, cuando hagamos la periodificación contable, realizaremos el siguiente asiento:

Gastos anticipados

¿Cómo hemos calculado el importe contabilizado como gasto anticipado?

Si el importe de la prima, 300,00€, corresponde a un año de seguro y abarca desde el 1 de octubre hasta el 30 de septiembre del año siguiente, tendremos que:

Al periodo que va desde el 1 de octubre hasta el 31 de diciembre corresponde un gasto de:

(300*92)/365=75,62€

Y al período que va desde el 1 de enero del año siguiente al 30 de septiembre un gasto de:

(300*273)/365=224,38€

El día 1 de enero, cuando abramos el ejercicio siguiente, haremos el siguiente asiento:

Aplicación gastos anticipados

Espero que te haya gustado esta entrada. Si te has quedado con alguna duda sobre como contabilizar tus primas de seguros no dudes en dejarnos un comentario.

Si no quieres perderte ninguna entrada, puedes seguirme en facebooktwitter, google + o suscribirte a la newsletter de Campus Administrativo y recibir en tu e-mail novedades y consejos para administrar una empresa de forma más eficaz.

One Comment

Deja un comentario