Régimen especial de Criterio de caja

En esta entrada vamos a ver como contabilizar nuestras facturas, tanto emitidas como recibidas, y como hacer nuestras liquidaciones de IVA trimestrales si nos hemos acogido al régimen especial de criterio de caja.

El nuevo arículo 163 tercedies de la Ley 37/1992, de 28 de diciembre, introducido por la Ley 14/2013, de 27 de septiembre, de apoyo a los emprendedores y su internacionalización, sobre este tema expone:

“Artículo 163 terdecies. Contenido del régimen especial del criterio de caja.

Uno. En las operaciones a las que sea de aplicación este régimen especial, el Impuesto se devengará en el momento del cobro total o parcial del precio por los importes efectivamente percibidos o si este no se ha producido, el devengo se producirá el 31 de diciembre del año inmediato posterior a aquel en que se haya realizado la operación.

A estos efectos, deberá acreditarse el momento del cobro, total o parcial, del precio de la operación.

Dos. La repercusión del Impuesto en las operaciones a las que sea de aplicación este régimen especial deberá efectuarse al tiempo de expedir y entregar la factura correspondiente, pero se entenderá producida en el momento del devengo de la operación determinado conforme a lo dispuesto en el apartado anterior.

Tres. Los sujetos pasivos a los que sea de aplicación este régimen especial podrán practicar sus deducciones en los términos establecidos en el Título VIII de esta Ley, con las siguientes particularidades:

a) El derecho a la deducción de las cuotas soportadas por los sujetos pasivos acogidos a este régimen especial nace en el momento del pago total o parcial del precio por los importes efectivamente satisfechos, o si este no se ha producido, el 31 de diciembre del año inmediato posterior a aquel en que se haya realizado la operación.

Lo anterior será de aplicación con independencia del momento en que se entienda realizado el hecho imponible.

A estos efectos, deberá acreditarse el momento del pago, total o parcial, del precio de la operación.

b) El derecho a la deducción solo podrá ejercitarse en la declaración-liquidación relativa al periodo de liquidación en que haya nacido el derecho a la deducción de las cuotas soportadas o en las de los sucesivos, siempre que no hubiera transcurrido el plazo de cuatro años, contados a partir del nacimiento del mencionado derecho.

c) El derecho a la deducción de las cuotas soportadas caduca cuando el titular no lo hubiera ejercitado en el plazo establecido en la letra anterior.

Cuatro. Reglamentariamente se determinarán las obligaciones formales que deban cumplir los sujetos pasivos que apliquen este régimen especial.”

En base a lo anterior tenemos que este nuevo régimen especial difiere el devengo del impuesto haciéndolo coincidir con la fecha de cobro de la factura  o el 31 de diciembre del año inmediato posterior a aquel en que se haya realizado la operación, lo que suceda antes.

Así mismo el derecho de la deducción de las cuotas soportadas por las facturas recibidas nace en el momento que paguemos esas facturas o el 31 de diciembre del año inmediato posterior a aquel en que se haya realizado la operación, lo que suceda antes.

El ICAC propone en su consulta nº 5 publicada en el BOICAC 96/2013 utilizar las siguientes cuentas:

4771. IVA REPERCUTIDO FACTURADO: Incluiría el IVA Repercutido facturado pero que aún no se ha producido su devengo por no haberse cobrado la factura correspondiente.

4772. IVA REPERCUTIDO FACTURADO Y DEVENGADO: Incluiría el IVA Repercutido facturado y devengado, ya hemos cobrado la factura correspondiente.

4721. IVA SOPORTADO FACTURADO: Incluiría el IVA Soportado facturado pero que aún no hemos pagado la factura correspondiente.

4772. IVA SOPORTADO FACTURADO Y DEVENGADO: Incluiría el IVA Soportado facturado y devengado, ya hemos pagado la factura correspondiente.

La idea sería contabilizar el IVA Repercutido en la cuenta 4771. al momento de emitir la factura y pasarlo a la cuenta 4772. cuando hayamos cobrado la misma. Así mismo, contabilizaríamos en la cuenta 4721. el IVA Soportado al momento de recibir la factura y lo pasaríamos a la cuenta 4722. cuando hayamos pagado la misma. En cualquier caso debemos de tener en cuenta que llegado el 31 de diciembre del año inmediatamente posterior a la realización de la operación sin haber cobrado esas facturas emitidas se producirá el devengo del IVA de las mismas aunque no se hayan producido los cobros y deberemos pasarlo a la cuenta 4772. Igualmente con las cuotas soportadas que podremos pasarlas también ya a la cuenta 4722.

Veámoslo con un ejemplo:

Supongamos que una empresa realiza las siguientes operaciones en el ejercicio 2014:

–         El día 5 de enero de 2014 compra mercaderías a su Proveedor A por importe de 200,00€ mas IVA. Total factura 242,00€:

   Criterio caja_compras A

–         El día 15 de enero de 2014 compra mercaderías a su Proveedor B por importe de 100,00€ mas IVA. Total factura 121,00€:

Criterio caja_compras B

–         El día 27 de febrero de 2014 vende mercaderías a su Cliente A por importe de 300,00€ mas IVA. Total factura 363,00€:

Criterio caja_Ventas A

–         El día 2 de marzo de 2014 paga a su Proveedor A:

Criterio caja_pago proveedor A

–         El día 31 de marzo realiza su liquidación trimestral del IVA del primer trimestre de 2014:

Criterio caja_IVA 1

–         El día 24 de abril de 2014 cobra a su Cliente A:

Criterio caja_cobro cliente A

–         El día 20 de mayo de 2014 vende mercaderías a su Cliente B por importe de 250,00 mas IVA. Total factura 302,50€:

Criterio caja_Ventas B

–         El día 5 de junio de 2014 paga a su Proveedor B:

Criterio caja_pago proveedor B

–         El día 30 de junio realiza su liquidación trimestral del IVA del segundo trimestre de 2014:

Criterio caja_IVA 2

–         El día 23 de julio de 2014 cobra a su Cliente B:

Criterio caja_cobro cliente B

–         El día 30 de septiembre realiza su liquidación trimestral del IVA del tercer trimestre y el día 20 de octubre paga su autoliquidación del tercer trimestre de IVA:

Criterio caja_IVA 3

Deja un comentario