¿Qué es la responsabilidad social corporativa?

¿Qué es la responsabilidad social corporativa (RSC)?
¿Qué principios rigen la RSC?

Numerosas empresas han añadido a sus estrategias acciones sociales o relacionadas con la conservación del Medio Ambiente.

Pero,

¿constituyen estas acciones realmente un cambio de cultura empresarial?

¿o solo se utilizan para mejorar su imagen corporativa?

Definición de responsabilidad social corporativa (RSC)

La RSC consiste en  gestionar la empresa de una forma ética y responsable, teniendo en cuenta el impacto de sus actividades sobre el entorno y la sociedad.

Por tanto, en esta forma de gestión, además de cómo maximizar los beneficios de la empresa, hay que tener en cuenta otros factores.

Se deben medir los resultados positivos y negativos que las acciones de la empresa tendrán a largo plazo:

  • Desde una perspectiva económica: evaluando si el actual modelo de negocio de la empresa es sostenible.
  • Desde una perspectiva social: previendo el impacto que las acciones de la empresa tendrán sobre la sociedad. En este ámbito cobra especial importancia los grupos sociales más cercanos a la empresa: trabajadores, clientes, proveedores, comunidades locales, etc.
  • Desde una perspectiva medioambiental: vigilando el impacto de la empresa en el Medio Ambiente.
¿Cuál es el pilar básico de la RSC?

El Libro Verde de la UE define la responsabilidad social como:

“La integración voluntaria, por parte de las empresas, a las preocupaciones sociales y medioambientales en sus operaciones comerciales y sus relaciones con sus interlocutores.”

Por tanto, podríamos decir que la gestión responsable nace por el deseo de hacer las cosas bien, de hacer algo más por la sociedad y el Medio Ambiente, y no por imperativo legal.

Pero para “hacer algo más”, primero hay que cumplir con lo mínimo, es decir, con la Ley.

Por ejemplo, de nada sirve realizar donaciones a comedores sociales si la empresa no respeta los derechos de sus trabajadores.

Por ello, el pilar básico de la gestión responsable es cumplir con la Ley. La empresa socialmente responsable tendrá que:

  • Respetar los Derechos Humanos.
  • Cumplir las leyes: ya sean laborales, fiscales, medioambientales o de cualquier índole.

Con este espíritu, el foro de expertos consultado por el Ministerio de Trabajo Español definió la RS como:

“La RSE es, además del cumplimiento estricto de las obligaciones legales vigentes, la integración voluntaria en su gobierno y gestión, en su estrategia, políticas y procedimientos, de las preocupaciones sociales, laborales, medioambientales y de respeto a los Derechos Humanos, que surgen de la relación y el diálogo transparentes con sus grupos de interés, responsabilizándose así de las consecuencias y los impactos que se derivan de sus acciones.”

¿Qué otros principios rigen la gestión responsable?

A partir de las definiciones anteriores, podemos deducir que, además del cumplimiento estricto de la Ley y los Derechos Humanos, otros principios clave de la gestión responsable son:

  • Realizar una gestión ética y transparente.
  • Tener en cuenta las necesidades de todos los grupos de interés que puedan verse afectados por las prácticas empresariales. (No mirar solo a los accionistas).
  • Evaluar las consecuencias que tendrán las acciones de la empresa en el futuro, tanto a nivel social como medioambiental, intentando prevenir aquellas que pudieran ser negativas.

En resumen:

  • La RSC trata de crear una cultura empresarial que permita crear riqueza a largo plazo para el conjunto de la Sociedad, y no solo para sus accionistas.
  • La RSC, no trata sobre cómo realizar pequeñas acciones sociales o medioambientales con la única intención de mejorar la imagen corporativa de la empresa (tan de moda en los últimos tiempos).

Si no quieres perderte ninguna entrada, puedes seguirme en facebooktwitter, google + o suscribirte a la newsletter de Campus Administrativo y recibir en tu e-mail nuestras novedades y consejos para administrar una empresa de forma más eficaz.

Deja un comentario